Vagos y maleantes 2.0

Durante las tres primeras semanas del mes de octubre, la cifra de denuncias por delitos de odio interpuestas por las fuerzas y cuerpos de seguridad alcanzaba un récord histórico en Cataluña: 150 tramitaciones, una subida del 2.300%

 

La pasada semana dos jóvenes eran detenidos en Lleida acusados de un delito de odio contra la Guardia Civil. Las fuerzas del orden llamaban a las puertas de casa y del trabajo de Meritxell y Kenneth ante las miradas de familiares y compañeros de curro, espectadores en primera fila de aquel “tiene usted que acompañarme”, tan típico en las primeras temporadas de Cuéntame. Al parecer los jóvenes se habían pasado tres pueblos en las redes sociales –soportales donde viven ahora vagos y maleantes- y tocaba llevarlos al calabozo para ponerlos a disposición del tribunal correspondiente. En su acto de odio, Meritxell y Kenneth llegaron incluso a la burla, señalan con escándalo algunos periodistas en sus crónicas sobre el caso. Los jóvenes leridanos habían acompañado un texto en Facebook –“cuidado que hay  sueltos guardias civiles y policías provocando altercados por Cataluña”– con la foto de algún animal cuya especie es aún secreto de sumario.

Leer más