Unas 100 personas piden la absolución de los dos detenidos el 14N en Torrelavega y entregan 500 “bolis para la Poli”

 

Julio Gómez y Amador González han entrado a los juzgados de la Calle Alta de Santander entre aplausos de las, aproximadamente, 100 personas que han querido mostrar su solidaridad con estos dos jóvenes detenidos durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012 en Torrelavega.

La fiscalía pide para ambos 16 meses de prisión, indemnización de 4.189 euros para dos agentes de policía y una compensación por la pérdida de una Mont Blanc que “sufrió” un tercer agente.

Por eso, LIBRES (Asamblea Cántabra por las Libertades y Contra la Represión) y el Comité Antirrepresivo del Besaya han llegado a los juzgados cargados con unos 500 bolígrafos aportados por ciudadanos en diversos puntos de Santander y Torrelavega y con dos plumas gigantes, dispuestos a señalar como “la fiscalía copia sin pudor un atestado policial mentiroso, una obra de ciencia ficción que no se corresponde a la verdad ni a los hecho”. La magistrada de la sala no ha autorizado que una de las plumas gigantes se entregara en el registro judicial.

Las personas concentradas, entre las que también hay trabajadores de Sniace, se mantienen a la espera del final de la vista en el Juzgado de lo Penal N 1 de Santander y han leído un Pronunciamiento en el que denuncian que las autoridades pretenden “torcer la justicia para que los acusados tengan que demostrar su inocencia ante todo el aparato coercitivo del Estado que ya los ha declarado culpables”. Además, consideran que “los responsables políticos de las fuerzas de seguridad las echan sobre la ciudadanía en las calles y luego utilizan sus supuestos testimonios como autoridades, y por tanto con presunción de veracidad, para judicializar a personas identificadas o detenidas en las manifestaciones”.

LIBRES y el Comité Antirrepresivo del Besaya aseguran que confían en la justicia como “último poder independiente del Estado”.

Leave a Reply