Un juez requisa ordenadores y móviles a dos periodistas para investigar una filtración en el ‘caso Cursach’

Un juzgado de instrucción de Palma ha ordenado requisar los teléfonos móviles y ordenadores de dos periodistas que cubren habitualmente información sobre tribunales para aclarar el origen de una filtración en el marco del llamado caso Cursach, que investiga los lazos entre el empresario del ocio nocturno Bartolomé Cursach y agentes de la Policía Local de Palma. El juez Miquel Florit, que se hizo cargo del asunto tras la recusación del anterior magistrado, ordenó el registro de las sedes de Europa Press Baleares y de Diario de Mallorca para decomisar los teléfonos móviles y ordenadores de dos periodistas. La orden contaba con el aval de la fiscalía, según han confirmado fuentes cercanas al asunto.

Leer más