“ROJOS AL PAREDÓN” NO ES DELITO DE ODIO PARA EL FISCAL, QUE VE “RESPETO” O “TONTERÍAS”

“Rojos de uno en uno al paredón”, en una convocatoria por Whatsapp de extrema derecha que animó a “llevar bates” o a “pisarles la cabeza” a los “perroflautas” y “putos progremitas”, no constituye un delito de odio para el Ministerio Fiscal.

En su dictamen sobre los incidentes ultras en el Palacio de Festivales de Santander, el pasado 27 de octubre, alrededor de un acto de Podemos en el que participó su secretario general, Pablo Iglesias, el Ministerio Fiscal inadmite la mayoría de las denuncias, en una decisión sobre la que tendrá que pronunciarse el juez.

Leer más