Nuevo tirón de orejas de la Justicia a policías por inconsistencias en sus relatos

Ha vuelto a suceder. Y es la enésima. La sentencia del Juzgado de lo penal nº 6 de Madrid que absuelve a tres jóvenes acusados de desórdenes públicos tras una protesta el pasado 27 de enero de 2011 ha vuelto a poner sobre la mesa una realidad ya denunciada por Público: son demasiados los casos en los que las acusaciones de policías contra manifestantes se han demostrado falsas. El asunto es de gravedad ya que estas acusaciones podrían haber conllevado penas de prisión para inocentes.

En esta ocasión, la magistrada Arranz Cuesta señala en la sentencia varias contradicciones de los agentes. La primera de ellas es en la descripción de la detención del acusado Luis Francisco D.V. La sentencia refleja que en un primer lugar se había señalado que el acusado había propinado “un fuerte puñetazo en el pecho al agente”. La acusación, sin embargo, fue sustituida posteriormente por la de que Luis Francisco D.V. se había “abalanzado” sobre el agente “golpeándole en el pecho de manera fortuita”. La visualización de imágenes de televisión, no obstante, ha permitido a la jueza señalar que la detención no se produce de la manera que el agente de policía describe y que queda claro que Luis Francisco D. V. no realizó “acto directo alguno contra ningún agente”. 

Leer más

Leave a Reply