Manifestación en Madrid contra la impunidad del franquismo

Hoy 22 de noviembre hemos sido más de cuatro mil los manifestantes que recorrimos
Madrid desde Cibeles y parte de la Gran Vía hasta el Congreso de Diputados, exigiendo
el fin de la impunidad franquista y reclamando Verdad, Justicia y Reparación.
Atendíamos así a la primera llamada del Encuentro Memorialista que el 17 de Octubre
convocó también en Madrid a más de 70 organizaciones de todo el país.
Porque Verdad, Justicia y Reparación, constituyen la panoplia reivindicativa que
unifica a familiares de asesinados en las cunetas, prisioneros de campos de
concentración, guerrilleros, torturadxs y encarceladxs, fusilados en juicios farsa,
internadxs en preventorios y familiares de bebés robados…y la demanda de condena
gubernamental de la dictadura, la vindicación de la memoria republicana y antifascista,
son horizonte compartido.

Contra la impunidad del franquismo 1

Contra la impunidad del franquismo 2

Elocuente telón de fondo de viejas demandas que fueron minoritarias en la década de
los 70 del pasado siglo se han vuelto a escuchar en las calles (cuarenta años después) y
consignas como la derogación de la ley de Amnistía por ser ley de punto final, la
depuración de responsabilidades de políticos, pistoleros, jueces, militares y policías al
servicio del antiguo régimen… nos emocionan tanto como compensan: los marginados
ayer por “la respetabilidad democratera” que impregnó la transición pactada, tenemos
hoy la razón histórica (y afectiva) de nuestra parte.
Cierto que queda todo por hacer y muchos puentes que tender.
La manifestación madrileña de hoy lo ha sido de directamente afectados, de viejos
combatientes y familiares… de antifascistas de ayer y sin embargo, debería haber sido
más numerosa, mucho más numerosa.
Quizá sea nuestra la responsabilidad, porque los puentes quemados entre
acontecimientos de antaño y generaciones de hoy, no se restauran fácilmente. Y sin
embargo, es el ayer la termita del presente. Las mismas familias oligárquicas ejercen el
dominio y corruptelas sobre la vida pública, los mismos falsificadores reescriben la
historia desde los grandes medios de incomunicación…los mismos aliados
internacionales del antiguo régimen se empotran en nuestro suelo y nuestro tejido
productivo y financiero, tejiendo permanentes lunas de miel con los depredadores
herederos neofranquistas. Quizá todo eso siga siendo desconocido por el antifascismo
de nuevo cuño, el que impregna las jóvenes generaciones que enarbolan las dobles
banderas (rojas y negras). Habrá que reconstruir los puentes quemados.
Y también es cierto que la diversidad es un valor muy preciado pero cuando la
diversidad del memorialismo se tiñe de competitividad en los mismos espacios sociales,
debilitamos la imprescindible Alianza para caminar juntos y lograr los objetivos
pendientes ensamblando referentes (Querella Argentina, Comisión de la Verdad…),
construyendo liderazgos colectivos inter-organizativos y coordinando fraternalmente, el
amplio tejido asociativo memorialista. Y quizá en la manifestación de hoy nos faltaron
muchos y muchas de los que son…bajo otras banderas que también son nuestras.

Acacio Puig.

Leave a Reply