LIBRES PIDE AL ATENEO DE SANTANDER EXPLICACIONES SOBRE LA CONDICIÓN DE SOCIO DEL ATENEO DEL GRUPO XENÓFOBO ALFONSO I

LIBRES PIDE AL ATENEO DE SANTANDER EXPLICACIONES SOBRE LA    CONDICIÓN DE SOCIO DEL ATENEO DEL GRUPO XENÓFOBO ALFONSO I 

La Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Represión LIBRES, manifiesta su preocupación por la actitud del Ateneo tras la denuncia de la utilización de sus locales por parte del grupo xenófobo y defensor del franquismo Alfonso I.

Según el propio Presidente del Ateneo, Manuel Ángel Castañeda, la asociación Alfonso I utilizó el Ateneo el 24 de junio de 2016, y los días 10 de marzo y  5 de mayo de 2017. El reconocimiento del Presidente del Ateneo despeja toda duda sobre cualquier tipo de confusión o engaño al Ateneo por parte de la Asociación Alfonso I. A lo que hay que añadir que la Asociación Alfonso I afirma ser socia de pleno derecho de la mencionada Institución.

La separación que establece el Sr. Castañeda entre el contenido de las conferencias, y la asociación que las convoca,  es difícilmente defendible precisamente desde la defensa de la libertad de expresión que invoca. La Asociación Alfonso I, como cualquier otra legalizada, tiene espacios para defender sus propuestas, como de hecho hace, celebrando actos y reuniones públicas y publicitadas. La cuestión es si debe celebrarlos en una Institución cultural centenaria, que se ampara en nuestra Constitución y recibe dinero público.

¿Sería aceptable para el Ateneo que alguna de las asociaciones de familiares de antiguos combatientes de las SS nazis, negadoras del holocausto, diera una conferencia sobre la estructura operativa de las divisiones acorazadas alemanas durante la II Guerra Mundial?  ¿Acogería el Ateneo una conferencia de la Fundación Francisco Franco sobre el desempeño militar del dictador en el desembarco de Alhucemas?

El problema con la Asociación Alfonso I no es de libertad de expresión, es el de no distinguir que formar parte del registro de asociaciones no significa que la asociación sea democrática. El problema, grave, del Ateneo es que su Presidente ponga a la Alfonso I en la misma categoría para usar sus instalaciones que  la Universidad de Cantabria, el Instituto de Física de Cantabria o la Asociación de la Prensa, entre otras.

La simple visita a las redes sociales y página web de la Alfonso I da cuenta del carácter y talante xenófobo, racista y profranquista de esta organización. Esa visita deja constancia de la incitación a delitos de odio tipificados, como se pone de manifiesto en su entrada del 6 de marzo que volvemos a mostrar:

Recientemente, grupos marginales de izquierda al alimón con PSOE, comunistas de Podemos y los innobles ejercientes del oficio de mamporreros del PRC ensuciaron la pared interior del Archivo-Biblioteca Regional sito en el antiguo edificio de Tabacalera. Este lugar sirvió antaño de centro de detención de delincuentes frentepopulistas finalizada la guerra civil.

Hoy, con horror, podemos contemplar una placa que clama por el “honor” de aquellos sujetos, causantes muchos de ellos de las más de mil víctimas que las autoridades socialistas, anarquistas y comunistas causaron entre la población inocente montañesa.”

¿Se puede aceptar que el Ateneo sea la caja de resonancia de una Asociación que promueve la campaña refugiadosnobienvenidos no en mi nombre? ¿Se puede aceptar semejante ataque a los derechos humanos y al principio  de humanidad compartida? Máxime cuando el derecho de asilo está recogido en el artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y es una obligación de los Estados, una obligación moral y legal ¿Se puede incorporar al debate democrático a un grupo de estas características, so capa de que la conferencia versa sobre la civilización europea?

No podemos dejar de lamentar el que una organización de estas características goce de la condición de socia del Ateneo. Entendemos que desde los valores de la  Constitución de la que el Ateneo blasona, no se puede mantener tal relación con una asociación que blasona de todos los valores contrarios a la misma.

Seguimos entendiendo como un escándalo la utilización de las instalaciones del Ateneo de Santander por esta organización. Escándalo que se agrava tras las manifestaciones de su Presidente. Seguimos esperando disculpas y responsabilidades, y esperamos también que la Asociación Alfonso I salga del registro de socios del Ateneo por su manifiesta incompatibilidad con los principios y valores democráticos y constitucionales de la Institución.

Leave a Reply