LIBRES considera que Samuel Ruiz desprecia a los cántabros al negarse a comparecer en el Parlamento regional

La Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Represión considera como una actitud antidemocrática la negativa del delegado del Gobierno en Cantabria a dar explicaciones sobre la aplicación de la Ley Mordaza en la comunidad.

La Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Depresión (Libres) exige al delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, que demuestre su carácter democrático y cumpla con su deber de transparencia como cargo público compareciendo de forma voluntaria en el Parlamento de Cantabria. Las informaciones conocidas hoy apuntan a que Ruiz va a evitar la petición de comparecencia que hizo el Parlamento de Cantabria, con el apoyo de todos los grupos excepto el del Partido Popular, en base a un informe de la Abogacía del Estado que concluye que “los delegados del Gobierno no tienen obligación de dar explicaciones en las asambleas legislativas autonómicas”. El Parlamento solicitaba su comparecencia para conocer por qué Cantabria es la comunidad donde más expedientes se han abierto en base a la nueva ley de Seguridad Ciudadana (ley Mordaza): unos 3.300.

“La ley no le obliga, pero tampoco se lo impide. Hay una obligación política, democrática y ética de dar explicaciones a la ciudadanía ante la desproporcionada aplicación de una ley que ya de por sí es lamentable”, explicaba hoy Manuel Corbera, uno de los miembros de LIBRES, al terminar la asamblea mensual de esta plataforma ciudadana.

LIBRES fue la organización que planteó ante algunas fuerzas políticas del Parlamento la gravedad de la información sobre la aplicación de la ley facilitada por el propio Ministerio del Interior y Podemos fue el grupo que recogió la iniciativa y logró el apoyo de la mayoría de la cámara.

Para la Asamblea, el hecho de que un Parlamento como el Cántabro le pida a Samuel Ruiz su comparecencia le obliga a dar explicaciones en el órgano donde reside la soberanía democrática de la Comunidad Autónoma.