La reforma de la ley mordaza sigue paralizada a pesar del cambio de Gobierno

Ricardo Sixto en una imagen de archivo.- EFE

La reforma de la ley mordaza ni está ni se la espera. Una ley con tanto peso social, que por ser orgánica no puede ser modificada por decreto ley, sigue paralizada en el laberinto legislativo en el que se ha convertido el Congreso de los diputados, en los últimos tiempos. Ricardo Sixto, el portavoz de IU en la comisión de Interior, no da crédito a lo que está pasando: sigue bloqueada, tras el cambio de Gobierno, afirma rotundo.

Denuncia que, siete meses después de que terminara el plazo para enmendar las dos proposiciones de ley aprobadas para reformarla, una del PNV y otra del PSOE, no se han constituido las ponencias que harían que el proceso de tramitación empezara. Hoy ha vuelto a pedir amparo a la mesa de la comisión, que ahora preside el ex ministro de justicia Rafael Catalá, después de que ni esa mesa ni Ana Pastor, la presidenta del Congreso, hayan solucionado este retraso injustificado, tras dos quejas anteriores.

Leer más