La periodista y escritora Cristina Fallarás ha recibido este martes una multa de 600 euros por “desobediencia a unos agentes de la autoridad”, en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ley mordaza. La supuesta infracción ocurrió durante una concentración de periodistas el 18 de mayo frente a la Embajada de México en la Carrera de San Jerónimo de Madrid para protestar contra los asesinatos de informadores en el país centroamericano.

“Habíamos pedido permiso para un plante frente la Embajada de México contra los asesinatos de periodistas. Llegaron muchos cámaras y periodistas y estábamos muy apretados”, relata la periodista, “Un coche de policía cortó la calzada de bajada de la Carrera de San Jerónimo para que se celebrase la manifestación , por lo que yo bajé a la calzada”, explica.

En ese momento, uno de los policías se acercó a ella y exigió repetidamente que subiese de nuevo a la acera. Al tratar de explicar que no estaba interrumpiendo la circulación (porque el coche de los agentes había cerrado el paso a la calle) y que había demasiadas personas ya en la acera, el agente pidió la documentación a Fallarás, que siguió intentando convencerlo de que podía permanecer donde estaba.

Leer más