Europa ha condenado ocho veces a España en 2018 por no respetar los Derechos Humanos

Un momento de la convocatoria de La plataforma independentista Alerta Solidaria en la que se han quemado fotos del Rey celebrando la sentencia del TEDH, esta tarde en Girona. EFE/Robin Townsend

En 2018 las autoridades españolas han recibido la atención de diversos organismos de derechos humanos que han examinado, entre otros temas,
las medidas anticorrupción, el racismo y la intolerancia, la migración o el mecanismo nacional de prevención de la tortura. Y en concreto, el Estado ha sido condenado hasta en ocho ocasiones por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por la vulneración de derechos similares a los que ya había violado en años anteriores: prohibición de los malos tratos o tortura, el derecho a un tribunal independiente e imparcial y el derecho a un juicio con todas las garantías, el derecho al respeto de la vida familiar y privada y la libertad de expresión.

Así lo dicta el balance publicado hoy por Rights International Spain (RIS) en el que se asegura que «los casos descritos parecen señalar que España muestra cierto
nivel de reticencia en cuanto a la realización efectiva de algunos derechos relacionados con la disidencia política».

Leer más