Cuatro leyes contra la democracia (uno)

FOTO1Estamos asistiendo a un verdadero asalto a las libertades democráticas y al estado de derecho. Así, se han aprobado o se van a aprobar unas reformas legislativas cuyo principal objetivo es paralizar nuestra capacidad de protesta frente a una política económica que supone un grave deterioro de nuestra calidad de vida y el progresivo desmantelamiento de nuestro estado de bienestar.

Queremos iniciar aquí una serie de entradas en las que iremos desgranando cuáles son estas leyes mordaza y qué realmente significan.

Empezaremos por la nueva LEY DEL CÓDIGO PENAL:

– Con el nuevo Código Penal hemos pasado del “estado social” al “estado penal”

– El nuevo Código Penal criminaliza el ejercicio de derechos fundamentales y de ciertas formas de luchas y protesta social, y crea un nuevo tipo de delincuente: el disidente político

 (Por ejemplo, podrán ser calificadas como delitos las ocupaciones simbólicas y pacíficas de entidades bancarias y oficiales o los encadenamientos para impedir desahucios basándose en el artículo 557 ter, que dice: “1. Los que, actuando en grupo o individualmente pero amparados en él, invadan u ocupen, contra la voluntad de su titular, el domicilio de una persona jurídica pública o privada, un despacho, oficina, establecimiento o local, aunque se encuentre abierto al público, y causen con ello una perturbación relevante de su actividad normal, serán castigados con una pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses, salvo que los hechos ya estuvieran castigados con una pena más grave en otro precepto de este Código”)

– Vamos a tener el Código Penal más duro de Europa contra las formas de disidencia y protesta ciudadana.

– Es una reforma ilegítima pues no responde a una necesidad social. España es uno de los países con tasas de criminalidad más bajas de Europa y, sin embargo, tiene una de las tasas de población penitenciaria más altas del continente.

 (Con datos de 2011:  La tasa de criminalidad en España es de 45 delitos por mil habitantes solo más alta, en toda Europa occidental, que las de Grecia (38) y Portugal (40).

Sin embargo la tasa de reclusos es de 153 por cada 100.000 habitantes más del doble que la media de la Unión Europea (70).

A junio de 2011 la población reclusa en España era de 73.000 presos el de 70% de los cuales lo eran por tráfico de estupefacientes o robos relacionados con las drogas).

Dos de cada tres internos vuelve a delinquir).

– Con el artículo 559 se abre la puerta a la persecución del activismo en las redes sociales (Ciberactivismo)

 (El artículo 559, que queda redactado como sigue: «La distribución o difusión pública, a través de cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los delitos de alteración del orden público del artículo 557 bis del Código Penal, o que sirvan para reforzar la decisión de llevarlos a cabo, será castigado con una pena de multa de tres a doce meses o prisión de tres meses a un año.»)

 

CONTINUARÁ…

Leave a Reply