Cuando la Audiencia Nacional decía que para cometer enaltecimiento tenías que proceder de un entorno terrorista

La Audiencia Nacional juzga este viernes a Félix Urbistondo, acusado de enaltecimiento del terrorismo de ETA en Facebook para quien el fiscal pide un año y seis meses de prisión. EFE

En el año 2008 Pilar Manjón denunció a Federico Jiménez Losantos y César Vidal por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo, contemplado en el artículo 578 del Código Penal. Los comunicadores habían tratado a Manjón como una mujer “mentirosa”, “trastornada”, “que no está bien de la cabeza”. Es más, habían llegado a aseverar que su única finalidad “era sentar en el banquillo a Aznar” y no “buscar la verdad sobre la muerte de su hijo”. El locutor César Vidalllegó a dudar de que Manjón fuera realmente una víctima del terrorismo y barajó la idea de que se hubiera inventado todo para “montar un gran número sentimentalpara obtener una basura de instrucción y una basura de sentencia”.

El Fiscal de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, señaló entonces que estas declaraciones de Losantos y Vidal no podían ser consideradas como un delito de menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas previsto y penado por el artículo 578 del Código Penal. Argumentó que el citado artículo, que regula también el delito de enaltecimiento del terrorismo, establece un reproche penal para conductas que “al proceder del entorno del terrorismo o de quienes individualmente sintonizan con la ejecución de tales acciones, refuerzan, legitiman y justifican la estrategia y los métodos de las organizaciones terroristas más allá de la coincidencia ideológica sobre objetivos políticos”.

Leer más