Cuando no hay razones sólo queda la violencia

¡STOP REPRESIÓN! DEFENDAMOS LA LIBERTAD Y EL DERECHO DE HUELGA

Cuando no hay razones sólo queda la violencia, la criminalización de la protesta, la represión, la instauración del imperio del miedo. En los últimos días se vienen haciendo públicos algunos casos sangrantes de procesamientos por acciones relacionadas con la participación en piquetes de huelgas generales: el de Carmen y Carlos, de Granada, a quienes el Juzgado de lo Penal sentenció a tres años y un día de cárcel y 3.655 € de multa, y que esperan el resultado de su recurso ante la Audiencia Provincial; el de Ana y Tamara, de Pontevedra, condenadas ya en firme a la misma pena por la Audiencia Provincial e indultadas después por el Ministerio de Justicia; o el de los ocho sindicalistas de Getafe (CASA, Airbus), piquetes informativos en la huelga general del 29 de septiembre de 2010, para cada uno de los que se piden 8 años y 3 meses de prisión. Y no son los únicos casos, hay al menos 40 procedimientos judiciales abiertos a piquetes de las huelgas generales, muchos de ellos acusados de “delitos contra los derechos de los trabajadores”, es decir, contra el único derecho que parece reconocerse a los trabajadores, el de rompehuelgas.

Todo ello forma parte de una estrategia bien orquestada que pretende limitar y desarmar el derecho de huelga, prohibiendo los piquetes y estableciendo unos servicios mínimos tan amplios que prácticamente las hagan inapreciables. La que ya se viene llamando “ley de servicios mínimos” está en el horno, tan sólo un paso más atrás que la Reforma del Código Penal y la Ley de Seguridad Ciudadana (que ya cuentan con la aprobación del Consejo de Ministros). ¡Es imprescindible responder a estas agresiones!

Nos alegramos, claro está, del indulto concedido a Ana y Tamara. Pero no son indultos de gracia –que reconocen implícitamente el delito- lo que queremos. ¡Exigimos absoluciones! Porque no existe tal delito. Porque la huelga es un derecho, y los piquetes informativos forman parte de ellas; son irrenunciables.

LIBRES considera que todas las organizaciones, partidos y sindicatos deberían prestar ya una atención central a esta escalada represiva y a la batería de leyes involucionistas que pretenden implantar. ¡Nos la estamos jugando! Por eso cree necesario empezar a preparar conjuntamente una gran movilización para el otoño en defensa de las libertades, del derecho de huelga y contra la represión, que exija la absolución de todos los procesados y la retirada definitiva de los proyectos de leyes mordaza.

LIBRES, 16-5-2014