Manifiesto contra las Leyes Mordaza

El próximo 1 de julio entrarán en vigor las leyes mordaza aprobadas el pasado 26 de abril gracias al rodillo del PP, con la oposición del resto de los grupos parlamentarios. Quedará así consolidado el marco legal desde el que se pretende criminalizar todo acto de protesta y por el que será posible sancionar o encarcelar a quienes osen rebelarse y luchar contra las políticas austericidas, los desahucios, las privatizaciones de los servicios comunes, la reforma laboral, los atentados contra el medio ambiente o la corrupción.

El gobierno estará autorizado a prohibir cualquier protesta que considere que pueda alterar el orden, cualquier reunión en lugares que califique (a posteriori, porque no están definidas) como “infraestructuras críticas” y cualquier manifestación frente al Congreso, los parlamentos autonómicos y otras instituciones.
La policía, con presunción de veracidad, podrá: decidir cuándo se incurre en falta o delito dentro de las formulaciones imprecisas y ambiguas del articulado de las leyes; identificar a quien considere sospechos@, someterl@ a registros corporales; llevar a cabo redadas a discreción; y crear (ya existen) listas negras de manifestantes, activistas, sindicalistas, periodistas… Policía a la que, por otra parte, se prohíbe fotografiar o grabar, pudiendo llegar la sanción a quienes violen su derecho de impunidad hasta los 30.000 €.

Las instancias judiciales perderán competencias como garantes de los derechos sociales, mientras que los ciudadanos que protesten se verán privados de su presunción de inocencia y obligados a probar su no culpabilidad frente a la acusación “veraz” de la policía. Se responsabilizará a los convocantes y a quienes repliquen las convocatorias de los posibles altercados que se produzcan en los actos convocados. Sin olvidar las devoluciones en caliente y la reintroducción de la cadena perpetua.

Se trata de una legislación “a la carta”, que convierte en faltas o delitos graves todas las formas de protesta y movilización que se han venido utilizando para resistir los salvajes ataques a nuestros derechos durante estos terribles años de despojo y empobrecimiento. Años de crisis que lejos de haber pasado – como intentan convencernos mientras se hinchan las nuevas burbujas – parecen consolidarse. La situación se vuelve irreversible pues no están dispuestos a cambiar de rumbo. Ya no pueden convencer y por eso la coacción es su único camino.

En respuesta a nuestra legítima defensa, han venido ejerciendo la represión con severidad y violencia. Son muchos los compañeros y compañeras sancionad@s, multad@s y condenad@s a prisión por participar en piquetes informativos o en escraches o por intentar impedir un desahucio. Much@s l@s condenad@s en firme pendientes de indulto o en espera de la orden de ingreso en prisión. Son quienes estaban en primera fila defendiendo nuestros derechos, los derechos de tod@s, y por eso no podemos abandonarlos.

Si las leyes entran en vigor restringiendo nuestra libertad de expresión y manifestación, limitando nuestros derechos, si nuestr@s compañer@s se convierten en pres@s polític@s, ¿qué diferenciará a este Estado de una dictadura? ¿Acaso es suficiente el mantenimiento de unas elecciones cada cuatro años para considerarlo democrático? Evidentemente no. Por eso, las organizaciones firmantes nos comprometemos a seguir luchando, a exigir por todos los medios a nuestro alcance la retirada de las leyes mordaza y de las sanciones impuestas a tod@s las compañer@s, la libertad de tod@s l@s condenad@s por luchar.
¡SI NOS TOCAN A UNA NOS TOCAN A TODAS!
¡RETIRADA INMEDIATA DE LAS LEYES MORDAZA!
¡SUPRESIÓN DE LAS SANCIONES Y ABSOLUCIÓN DE LOS CONDENADOS A PRISIÓN POR LUCHAR!

Descarga el Manifiesto en PDF

Leave a Reply