COMUNICADO URGENTE: LIBRES denuncia la criminalización del movimiento estudiantil

  •  La Policía Nacional está persiguiendo cualquier acto de protesta
  • LIBRES confía en el criterio del poder judicial para que se frene la persecución de ciudadanos que ejercen sus libertades

 

LIBRES, la Asamblea Cántabra por las Libertades y contra la Represión, quiere expresar su preocupación por la actitud de la Policía Nacional y de la Delegación del Gobierno que sigue criminalizando la protesta social.

Tras la protesta pacífica de estudiantes universitarios el pasado 17 de febrero antes de una presentación púbica del presidente de Cantabria, Ignacio Diego, uno de los estudiantes fue agredido por un escolta del mandatario, tal y como indican todas las fuentes presentes.

Sin embargo, las declaraciones de Diego al día siguiente estigmatizaban a los estudiantes y las del consejero de Educación, Miguel Ángel Serna, los criminalizaba.

Ahora, conocemos que las denuncias presentadas por los agentes de Policía Nacional que ese día ejercían de escoltas han obligado al juzgado número 4 de Santander a abrir una investigación por posibles delitos de “desórdenes públicos” y “coacciones” contra los participantes.

LIBRES considera que se está pervirtiendo la figura de la presunción de veracidad de los policías, que se trata de utilizar a la Justicia para atemorizar a las personas que ejercen el derecho a manifestarse púbicamente y que se desconoce la legitimidad de las organizaciones de la sociedad civil que canalizan la participación ciudadana. En este caso, además, se criminaliza al movimiento estudiantil universitario quien, legítimamente, había convocado el “escrache” a Diego y se obvian hechos tan graves como que se prohibiera el acceso a las instalaciones de la universidad a personas por su aspecto o sus opiniones.

La Policía Nacional en Cantabria está utilizando una estrategia permanente de identificación y denuncia de cualquier ciudadano que reclame sus derechos o que les pida que respeten la legislación vigente.

Ante estos hechos, LIBRES solicita que se descarte de inmediato esta investigación, que la Policía Nacional deje de utilizar de forma sistemática el mecanismo de la denuncia, que los altos funcionarios de la administración autonómica dejen de hacer declaraciones altisonantes y que los medios de comunicación regionales busquen el equilibrio en sus informaciones dando voz a la parte más débil en el conflicto (la ciudadanía).

Por el contrario, consideramos que la justicia debería abrir de oficio una investigación sobre el abuso de poder y prevaricación administrativa.

 

Para más información: info@libres.org.es

Leave a Reply